Man on the moon, Milos Forman y Rem

Man on the Moon

Man on the moon, Milos Forman, 1999.

Kaufman es un cómico interpretado por Jim Carrey que piensa que el humor ha de ir superándose poco a poco, sorprendiendo al público e incuso dejándolo tan sorprendido, que el pensamiento prevalezca sobre la supuesta gracia: si algo era divertido, para él y Zmuda (su compinche) no dudaban en llevarlo a escena. Crea un excéntrico alter ego -Tony Clifton- que le permite ser más irreverente y cantar clásicos de la canción en directo para un público que no sabe si reír, llorar o tenerle miedo al italiano de quijada ancha.

De http://www.waynewilliamsstudio.com

La vida de Kaufman es divertida, entretenida y arriesgada. El espectador se siente un poco incómodo, porque padece el humor que padece el público del film, a la vez: sufrimos los experimentos de Kaufman, su humor surrealista y sus puestas en escena rupturistas, como por ejmplo, cuando todo el mundo le pide que repita su frase -por la que se ha hecho famoso- y recurre a leer El gran Gatsby. Tremendo.

De reddit.com

El final -lo dejo ahí- es una epifanía, que va madurando durante toda la película.

Kaufman es un apellido ilustre en el mundo del espectáculo en USA: Andy Kaufman, protagonista de esta película, Charlie Kaufman -guionista de Cómo ser John Malkovich o El ladrón de orquídeas, ambas dirigidas por Spike Jonze.

Y de fondo, como el rumor del mar que merma la miríada de múrices ruidosos que impregnan nuestros sentidos… R.E.M.

Man on the moon, Milos Forman y Rem

Andy Garcia y su desestructurada familia

Asuntos de familia (City Island), Raymond De Felitta, 2009.

Muy buena comedia interpretada por Andy García y Ezra Miller (Tenemos que hablar de Kevin, Californication), entre otros actores.

La historia de un funcionario de prisiones que siempre quiso ser actor; la historia de su mujer, que no sabe si su marido tiene relaciones extramatrimoniales; la historia de una stripper que “va” a la Universidad y su hermano, que siente un desmedido amor por los volúmenes grandes.

La historia del hijo que vuelve a casa, una casa sarcástica y mentirosa donde conviven como pueden, personas que no se atreven a contar sus más oscuros secretos.

Situaciones como la referencia al propio cine, el libro de Brando escondido, la imitación de Brando (sin querer) por parte de García y el monólogo ante la directora de castings de Scorsese, no tienen desperdicio.

Leí por ahí que es una comedia que no metió ruido en su momento: quizá sea el momento de reivindicar lo que no hace ruido (fuera alharacas innecesarias) porque el producto final se defiende por sí solo.

Sin tanta tontería mediática, ni fotos, ni papeles.

Vean esta comedia. Pasarán un buen rato y pensarán. Qué más pedirle a una comedia.

Andy Garcia y su desestructurada familia