Argentina, Goyeneche y el tango: Balada para un loco.

Para quienes ya saben, allá y acá: un abrazo.

Goyeneche, Piazzolla y la maestría.

Las divagaciones sobre Argentina, el amor, la vida… escuchando a Goyeneche.

Argentina, qué país, qué riqueza, qué cultura. Escritores como Borges, Cortázar, Bioy, Sábato, Arlt, Fresán… y tantos que no leí todavía.

El amor, las imágenes que provoca la voz insinuante y rota, recompuesta del Polaco Goyeneche. El arte acompañando la locura del amor. El amor de la locura.

La vida que encontramos en amigos, lejanos, en gente cercana que comenta una copla, una canción, un tango. La vida hecha sonido de fuentes, mareas, océanos.

No es un tango pero qué es entonces; no es sólo un tango, pero qué más es. Agradezco a las almas caritativas que tuvieron un gesto hermano con este incultito español, cuando una noche me dijeron pero cómo, no conocés a Goyeneche…?

Y me mostraron algo que no se me va de la cabeza, un personaje tan sólido y tan aéreo, claro, unas notas exquisitas, un monólogo absolutamente loco, claro. Un estribillo de belleza sublime que no deja de sonar en mi memoria.

Grande Goyeneche, grande: un maestro.

Argentina, Goyeneche y el tango: Balada para un loco.