Visitando ‘El país de los imbéciles’

IMG_20180117_174424

José Manuel DíezEl país de los imbéciles, Madrid, Hiperión, 2017.

Y sí: darse una vuelta por este país es sentir la estulticia que profesamos, la crítica que silenciamos, el silencio que amparamos.

Me apetecía después de tres libros de José Manuel Díez, disfrutados, anotados y releídos, decir algo, escribir algo: esos son en definitiva los libros que mueven y conmueven, los que después, todavía duran.

Lo conocí como el Duende Josele, en otra historia -musical- diferente. Llevo un tiempo leyendo a Díez y lo sigo diciendo: es un poeta serio. Contribuye a eso que llamamos poesía que vale. Porque hay otra que no, ya sabemos.

Los dioses del instante y El país de los imbéciles son las dos partes del libro.

Creo que sigue una corriente de poesía social, que aún puede practicarse: o siento esto tras releer los poemas de este escritor.

Ayer -para empezar suave- me leía Fernando Soriano:

Imagina un caballo.

Un caballo muy blanco desbocado en la noche.

Y es que cuando algo gusta lo tienes que compartir: Soriano es un poeta enorme y yo, humilde aprendiz de algo, le dije: “échale un vistazo a esto”. Y bueno, parece que algo cuajó.

Díez es capaz de contar historias bellísimas en los versos -…Y comenzó la guerra en el poema. / Y yo te pregunté si me querías.- que conforman el libro, y siempre nos sentimos -me siento- dentro de su retórica. Nos sumerge en sus profundidades; es de imaginar que son las nuestras, las mías, las de todos y todas que leamos esta obra, seamos mayores, jóvenes, niños o niñas. Y eso es grande.

Por sugerencias, caricias del poeta, sutiles vientos: “Memoria del trópico”, “Lo efímero”.

Por amor al otro, a la otra: que no se borre la memoria, que no nos reviente el olvido. Que la risa dure eternamente.

Y todo medido, oigan. No pasa nada por escribir alejandrinos -os lo tengo dicho, dice una de las vocecitas de mi cabeza, y otra contesta: no, claro: pero el verso libre…-, endecasílabos, heptasílabos… De verdad: no es que no os vayan a echar más cuentas.

Uno de los más bellos elogios es “Taller y símbolo”, poema en el Díez consigue que los dos planos -el amor y el arte- sean uno, se fundan, dialoguen y lo más importante: el erotismo de crear con las manos, de sentir con el cuerpo y la mirada, desplieguen cataratas de sensibilidad.

¿Por qué poesía social después -o antes- de todo? Porque el paisaje le importa al poeta: el ir y venir de las personas y lo que las personas han tenido, tuvieron -las tienduchas de barrio, un poner- y espero que tengamos. Porque las personas somos y seremos quienes estemos de una vez peleando contra demonios o poetastros, quienes veamos -miremos- a los que del abuso comprenden que la humanidad es esto: una traición al otro en toda regla. Un beso de la muerte. Una mujer indefensa ante la barbarie machista.

Los “Planos” en los que podemos movernos sin sentir lástima por el otro: justicia es lo que parece que clama el poeta, no pena o disidencia barata: ¡justicia, carajo! (este carajo es mío).

Recomiendo encarecidamente “Los nombres de Sara” y “Pacta sunt servanda”: víctimas, cortejo de fúnebres vencedores y leales derrotados.

La guerra y la diferencia: la defensa de la diferencia; la guerra puesta en relación a la voz de los poetas. A su silencio a veces.

“Escritores suicidas” es un homenaje que ahí quedará y “Justicia poética”, eleva el tono hacia la mudez, el feminismo, el valor y la pétrea condición de los que mandan.

Obviamente, estos son notas de un lector más, pero ojalá -leed, leed, malditos todas- os anime a impregnaros de lo que José Manuel Díez quiere compartir en ‘El país de los imbéciles’.

Porque aún no es el tiempo de entender el silencio,

escribimos poesía.

Anuncios
Visitando ‘El país de los imbéciles’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s