La Cuchimilda de María Juristo

“… y las rosas seguían ignorantes de su esplendor”.

Que nada tiene que ver esta frase aparecida en la novela de María Juristo con la propia autora, lo dudo, y me explico, porque algo hay, algo hay…

Juristo es poeta, novelista, cantautora, compositora, licenciada en Filosofía y Letras y prácticamente, lo que quiera. Cuando una mujer así decide escribir una novela como esta de la que hablamos, es preocupante. No por el resultado, obviamente: ahí está la novela. No es la primera (ni la última) que predico que la elegancia de Juristo es un don que genética (o algún adjetivo así de primordial acabado en -mente, ya adverbio como…) o formativa(mente) posee esta autora.

El libro es una novela de una agilidad impresionante: una historia de ficción con todas las letras. No destripo la novela si digo que el personaje principal, La Cuchimilda, es un personaje pícaro donde los haya, rodeada esta principal actriz de la obra de teatro del mundo español que nos rodea de otros personajes más o menos buscavidas: a todos los niveles, en todos los sectores… con lo que la crítica social está servida, calentita y a punto de que el comensal literario digno -llámese lector, crítico, editor…- cate, paladee y deguste las exquisiteces y bondades literarias que la autora nos cocina y sirve de manera tan esencial.

No entretiene el discurso Juristo: la acción es pura, realizada con un lenguaje actual, corregido incluso por algún “prenda” de ese mundo creado (re-creado) por su inteligencia, reformulado por la juventud, la vejez y la madura presencia de un periodista o un abogado.

No es de extrañar que el libro esté premiado con el X Certamen de novela corta Dulce Chacón de 2014: lo raro es que no saliera antes, conforme le dieron el galardón.

Pero tampoco hay que mirar mucho -leer- la novela para darse cuenta de que atrapa desde la primera página -¿cómo se puede hacer eso?- porque el ritmo, las repeticiones, la presentación del personaje -o personajes- es de una velocidad que nos lleva hasta las páginas finales como si hubiéramos vivido en primera persona, testigos de la decadencia, los subterfugios, la bondad… del mundo, sus fisuras y engarces, en fin: los recursos utilizados imprimen una vida al relato que es difícil no pensar en La Cuchimilda, en Mateo Cuevas, en Piojo Blanco o en el Inglés. Son personajes casi de carne y hueso y como siempre, son los que sirven para una memoria literaria, así como esos personajes de canciones que con tres o cuatro rasgos, en tres o cuatro minutos, definen la esencia de un gesto, el gesto de un labio o la impresión del color de una mirada. Una gozada de libro, la verdad. Envidiable, ciertamente.

Comenzaba citando las rosas de la novela de Juristo: se que ella no es ignorante de su don, de la escritura que la acompañará hasta que ella decida dejar de escribir: pero somos ignorantes los demás, por los cánones, los premios y los libros más vendidos. Somos ignorantes al perdernos a María Juristo entre la marabunta de escritores rancios -y punto, sin un trabajo de ficción detrás-, escritor¡-as! -y punto, sin literatura-, poetas posmodernas vendidas al capital, poetas sin conocimiento de la tradición para romperla, maltrechos de publicar cada dos años un libro, hacedores de páginas y páginas como copistas del maestro o la maestra de turno.

Soy un lector con muy buena suerte, todo hay que decirlo. Conozco a escritoras maravillosas, como es el caso que nos ocupa.

Así que lean -leed malditas, leed malditos- La Cuchimilda: novela veloz, ágil, fascinante, actual, memorable, literaria. No sé qué más adjetivos se le pueden achacar sin acordarse de la envidia.

Sí, envidiable como ya dije, por su forma, estructura y lenguaje. Y por las transiciones que utiliza. Y por los personajes. Y por la trama. Y por…

Anuncios
La Cuchimilda de María Juristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s