Tentaciones en Granada: La Picatería

 WP_20160127_13_55_37_Pro

 Carlos Córdoba es un currante nato: lleva un puesto doble (Puesto 32-33, si mal no recuerdo ) muy especial, en el Mercado de San Agustín de Granada: en pleno centro de la ciudad, a cinco minutos de la Catedral o la Universidad de Derecho.

WP_20160127_13_54_42_Pro

 Lo que hace el sitio de Carlos peculiar no es el color, el aroma, o la variedad de productos que ofrece, que también, sino el carácter de Carlos: lo simpático, trabajador y agradable que puede llegar a ser. Mantener una conversación con él es un rato divertido y afable que promueven las ganas de hacer cosas, inventar mejoras, aprender de la vida.

 ¿Qué hay de beber en La Picatería?

Vermouth, sin lugar a dudas: un riquísimo y especiado elixir de la vida, tono de rubí intenso, sabor a cielo y aroma a gloria. Preparado por el mismo Carlos, con receta de familia y trastocado por su buen hacer gastronómico, inventivo e imaginativo. Terminado en barrica que le aporta tonalidades y matices que celebran -soy testigo- gente venida de fuera.

 También podemos pedir un Palo cortao o degustar el sabor granadino -uno de ellos- de la cerveza: Alhambra con y sin alcohol, la 1925 o la Mezquita, un placer que pocos olvidarán por el color y el sabor profundo de esta cerveza medio negra, medio rubia: tostada.

 Las tapas que que podemos disfrutar van desde las mejores y diferentes aceitunas, hasta las alcaparras, las anchoas, los pimientitos rellenos de queso o paté (exquisitamente tentadores), alcachofas… De todo para picar y no quedarse con el gusanillo.

 Carlos y su mujer, también venden aceite, el propio vermouth o todo género como decía de aceitunas y demás: también podemos llevarnos el sifón y tendremos una bebida casera en nuestra propia casa, preparándonos a nuestro antojo el rico líquido macerado.WP_20160127_13_55_05_Pro

 Ya digo, un placer para los sentidos, el lugar, el dueño, el ambiente.  Lo incluyo en la categoría de bares, pero es bastante más que un bar, ya que el toque de tienda que tiene, de servicio cara al público, le da el sabor de antigüedad, mientras las tertulias de los clientes se encienden, Carlos apaga la sed y el hambre de los mismos.

 Gracias a Carlos, su buena disposición y su buen hacer, he redescubierto el Mercado de San Agustín, ubicado en un privilegiado sitio de la ciudad.

 Animo a visitarlo porque como cualquier mercado, siempre merece la pena: no olviden pasarse -y quedarse un buen ratito- por las Tentaciones de Carlos Córdoba.

Anuncios
Tentaciones en Granada: La Picatería

2 comentarios en “Tentaciones en Granada: La Picatería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s