INSOMNIO III

De las palabras de las pesadillas, de los silencios de los sueños.

Brota un epítome de la vida que pudiera haber llevado, del deseo de cambiar una anestesia por otra, imposible ya.

Brota un lugarteniente del caos, cara negra, rostro si es rostro, inequívocamente humano, por defenestrado, por no grafía ser -ya escrito- en los comentarios al margen de la esperanza y qué sabían, grita en su medio inconsciencia -verde, aurífera, dónde el bosque prometido- uno de los escribanos, la casa cae, Usher, demonios, dientes.

Qué importó nunca el color de la primavera si marchita era su espléndida figura: la belleza se compone de resultados. Y en ellos se descompone.

Melladas larvas de orígenes desconocidos, cebada que no trasiega el poeta, el trabajador del verso jamás estuvo en mi casa: soy el prócer de naciones de estirpes condenadas, mi labor es el fundamento de la existencia de cuervos y mojadas sinestesias.

Aún no lo entiendes. Pre -opre-sión en pectorales que raudos desembarcan lacrimógenas austeridades en el plexo solar sin karmas ni psicofonías: no entendiste la seriedad de nuestra visita, arguyen, no entendiste jamás que de donde venimos, es adonde te diriges.

Pero queremos corresponder a tu llamada con un detalle sin importancia: mañana recorrerás galerías buscando el recuerdo que pensarás de un cuadro, una melodía, un libro.

Fuimos nosotros los que pusimos la semilla en tu violencia.

Y recibe un cuidado excelso por tu parte.

Ahora, despierta.

Anuncios
INSOMNIO III

Un comentario en “INSOMNIO III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s