Jan Saudek, pintor

Lekce hry na mandolínu

Desiste de coronar tus ansias en sonidos,

trata de comprender mi ardiente saliva azul:

esta saliva que preña de alba lava las comisuras de

tu estirpe condenada.

Imprégname de sudor paciente

de albahaca en las ojeras del tiempo,

de humillaciones bendecidas por los dioses.

Sávame -oh, Cernuda-

y descuartiza sin rencor mi pureza de miedo,

a latigazos de besos, a huidizas bofetadas:

márcame como bestia que conoce el infierno entre tu piel y mi espanto

y que culmine al fin el rito líquido tras la resurrección

de la carne.

Anuncios
Jan Saudek, pintor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s