De la ficción a la realidad: el Estado Islámico y Siria

De El País

Hace tiempo, la profesora y amiga Eva Navarro nos visitó muy amablemente a unos cuantos que esperábamos oír sus poemas: pero Navarro compartió mucho más. Antes de venir, nos recomendó que le echáramos un vistazo a su artículo en el que hablaba de la comunicación y la violencia y si no recuerdo mal, era patético el resultado del mismo: Eva comentaba a través de varios ejemplos cómo vemos, controlamos y poseemos las imágenes que nos llegan, sean del 11S o de Abu Ghraib, convirtiéndose el objeto de representación en objeto artístico: en realidad el artículo es mejor, por supuesto, que mi escueto resumen.

Eva Navarro. De su blog comunicarlacultura.com

Lo que me ha hecho recordar las palabras de Eva Navarro, es la imagen del último condenado por el Estado Islámico: no estamos haciendo los espectadores arte: estamos ya, contemplándolo. Parece un trailer del último éxito de cualquier productora cinematográfica: planos del individuo con cara de la futura tragedia, planos generales, perfecta formación filmada del ejército, cámara lenta que aumenta el grado de tensión, la jaula, el camino de fuego que se forma ante nuestros ojos… . Así que Navarro no estaba desencaminada hablando de la Pornografía del terror.

La realidad supera la ficción y hasta a las teorías comunicativas, sociales o literarias. De qué, me pregunto, sirve inventar teorías, razonar, estudiar, leer, mostrar puntos en común entre culturas, mostrar las diferencias para educar a sobrellevarlas, explicarlas, asumirlas, no imponerlas.

Para qué el intelectual en un mundo donde priman la tv, las traiciones, el fútbol, el dinero. Para qué pensar en el miedo de los condenados si estamos lejos, y son las hipotecas las y los bancos quienes nos condenan, la bulimia o la anorexia nos atan al drama cotidiano, la esquizofrenia impone un régimen inacabable mediante fármacos que “no dan con la tecla”, la obesidad ajena nos avergüenza hasta límites insospechados si podemos cuidar a los más pequeños propios, desde el principio, el mdma nos vuelve gilipollas profundos, o el alcohol nos somete hasta la resaca eterna.

Pero tranquilidad en las masas: (Siria) Jordania, volviendo al tema central, ya ha ahorcado a (una) dos condenadas como respuesta civilizada.

O no. Quizá sea todo mentira, quizá no exista nada de nada.

Es lo que a veces prefiero pensar, cobardemente.

Anuncios
De la ficción a la realidad: el Estado Islámico y Siria

Un comentario en “De la ficción a la realidad: el Estado Islámico y Siria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s