Las colinas tienen ojos: Wes Craven/Alexandre Aja: darle forma a la América profunda

The hills have eyes, Wes Craven, 1977. Remake a cargo de Alexandre Aja, 2006.

Definitivamente, me quedo con el remake de Aja: como película -de este tipo. con familias más que desestructuradas, en ambientes solitarios y sórdidos, antropófagos locos…- me parece mejor secunciada y más coherente.

No olvido que Aja recoge la materia que Craven deja a su disposición: la idea es bastante atractiva: una familia en soledad, insinuaciones de locura y unos hijos desestabilizados mentalmente, con nombre de dioses romanos: Júpiter, Plutón, Marte, Mercurio…

Pero prefiero la idea de Aja: el gobierno no hace pruebas con aviones y bombas, sino con material radiactivo y nuclear; los mineros que trabajan en la zona no quiere dejar sus casas, sus calles, los niños, no quieren abandonar sus columpios: el gobierno rechaza la idea de que permanezcan allí: las pruebas nucleares se llevan a cabo, y el final es desastroso. La reivindicación en la película de Aja, no pasa desapercibida, y los malos no son tan malos, ni tan extremos: aunque son hijos de puta con patas, “somos productos de vuestro sistema”, o algo parecido dice con toda la razón del mundo, un megahidrocefálico que nunca sale de casa, que como otras, se encuentra en un lugar al que se llega tras atravesar los túneles del infierno: las casas, con maniquíes colocados para las pruebas, son lugares por donde pasa el viento que por las calles arrastra polvo, plantas desérticas, soledad en masa.

Obviamente, repito que Aja, retoma y reconduce una historia -hay casi 30 años entre ambas, hay mejoras respecto de lo propuesto por Craven, existen más adelantos técnicos…- que creo que Craven corta bruscamente, coloca a unos personajes-caricatura en exceso predecibles, en un escenario no demasiado logrado -la locación de Aja asusta de día, y da pavor de noche-: y son malos malísimos, con la excepción de Ruby: pero simplemente -que no es poco- están locos. Aja, da una explicación social del problema de la locura de unos desalmados, implicando a las personas que forman la estructura de poder de un país como es U. S. A., donde unos trabajadores de las minas, sufren las consecuencias del abuso de poder por parte de las autoridades y organismo competentes (es decir, todo el que no sea minero, y ostente cargo en un despacho o en su defecto, aparezca con su familia perfecta por un desierto como el que se refleja en la película).

Y échenle un vistazo a esta página.

Así que hay que ver las dos y luego comparar.

Y más tarde, reflexionar sobre:

-nuestro sistema democrático, que permite que los que tienen poder, sigan, pervivan y se mantengan al margen y por encima de leyes, personas u opiniones.

-el canibalismo: comerse al enemigo era síntoma de querer alcanzar lo que éste tenía en su interior, a saber: fuerza, valor, energía, inteligencia… Hoy se practica la gerontofagia con los artistas por parte de aquellos interesados en recaudar los beneficios que pudieran generar sus obras, y comienza a haber movimientos con algunos ya que nos indican la prisa que algunos tienen; ademas el síndrome de Peter Pan, hace unos años, nos llevó a reconocer a ciertos artistas quinceañeros como auténticos rimbauds de la palabra. Y bueno, por favor, reflexionemos sobre estas majaderías.

-las pruebas nucleares de U. S. A., (y en Japón), Rusia, China, Francia, U.K., China, Israel, India…

-las películas que son remakes, mejores que las originales, y producidas por los creadores de la primera parte; no es tan grave como el anterior punto, pero necesario para poder recoger el tema de estas palabras sin que nos perdamos demasiado: hablo de mí y del otro que convive conmigo, aquí, en mi cabecita.

Anuncios
Las colinas tienen ojos: Wes Craven/Alexandre Aja: darle forma a la América profunda

Un comentario en “Las colinas tienen ojos: Wes Craven/Alexandre Aja: darle forma a la América profunda

  1. Yo también prefiero el remake. Hay varias de éstas películas en las que tomaría el remake por encima del original, por ejemplo La última casa a la izquierda, sé de varios que la aborrecen pero yo lo tomaría cualquier noche en lugar del ‘clásico’ de Craven

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s